La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


miércoles, 26 de octubre de 2016

Diario de Gaby: 'Tengo que luchar diariamente...'

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por Gabriela Moreno, paciente de ataxia cerebelosa, de México.

Soy Gabriela Moreno, de San Luis de Potosí, México. Estoy diagnosticada con ataxia cerebelosa. Y soy miembro del grupo 'Ataxia y atáxicos' en Facebook, donde a veces comento algo. Y ahora voy a contar una de mis experiencias:

Diario de Gaby: 'Tengo que luchar diariamente...':

Gabriela Moreno
¿Estoy más depresiva? Sí. ¿No puedo hacer a lápiz un simple círculo? También. Partamos de que es normal que la ataxia avance: Hay nuevos síntomas, o yo lo llamo limitaciones. Me levanto diariamente pensando que esta lucha la tengo que enfrentar, como pueda y mientras pueda... Hay luchas que no se escogen, porque ésta no tiene que ver con que el aspecto físico, clase social, situación económica, edad, problemas existenciales etc. Tales luchas, no las minimizo, pero no se trata de eso.

Mi lucha está relacionada con la ataxia, enfermedad a la que me enfrento diariamente y a cada momento. Y, aunque tratamos -sí tratamos: mi esposo, mi hijo, y mi hija, y yo- los nuevos síntomas como “gajes del oficio, no puedo evitar que me pillen por sorpresa... (el hecho de no querer aceptar el avance de la ataxia sería otra cosa diferente).

Mi nivel de energía se vuelve tan bajo, que me quedo dormida estando sentada... Recuerdo que uno de los motivos por los que deje de tomar los medicamentos, fue por mi estómago y porque, según yo, temblaba menos. Ilusa de mí: la medicina ayuda a que mis movimientos sean más precisos... pero en otros aspectos y algunas situaciones, sólo se modifican... ¿Has oído eso de "álzalas"...? Bueno, a mí me lo dirían muy frecuentemente, porque las caídas están a la orden del día. No obstante, cada vez las recuperaciones son más lentas.

Me disculpo por el esfuerzo que tienen que hacer las personas para entender mi habla. Aparte de que me atraganto cada vez con más frecuencia. ¡Vaya sustos que he hecho pasar a mi familia y mis compañeros/as de trabajo! Perdón... no es intencional...

Tristemente, tengo que luchar y padecer diariamente para que mi discapacidad no se me note tanto. Pero qué decir... si es visible: Antes no usaba bastón y ahora lo uso... con frecuencia pierdo el equilibrio... aceptar que mi visión es doble, o se nubla. Sigo de pie, pero no sé por cuánto tiempo... ni por cuánto tiempo tendré la capacidad de vivir con dolor: Soy, como he dicho en alguna ocasión, una madre, una hija, y una esposa, ausentes... Estas luchas no se escogen, pero cada uno/a decidimos como enfrentarlas. ¡En fin!.


********************

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada