La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


martes, 7 de septiembre de 2010

Archivado en la mente

Blog "Ataxia y atáxicos
(Por Pilar Ana Tolosana Artola, paciente de Ataxia de Friedreich, de Vitoria).

NOTA: Para acceder al pefil literario de Ana Tolosana Artola, pinchar en el enlace abajo indicado:
http://pilarana.bloggum.com/


“Archivado en la mente”

Me incorporé sobresaltada, y miré a todos sitios. Como estaba oscuro aún, no acerté a ver nada. A tientas, me levanté de la cama y, a continuación, me dirigí hacia la cocina para servirme un frío vaso de agua, y atenazar la sed con la que me había despertado.

Sentada a la mesa delante de la gélida botella, volví a recordar aquella pesadilla entrecortada que había atemorizado mis sueños: Yo no era más que una niña cuando sucedió... cuando el hijo del pastelero, con el que iba a jugar todas las tardes, quiso confirmar ante todo el grupo que era el líder de la pandilla... y acabó tirando al niño de ojos verdes y tirabuzones rubios por un precipicio, del que nunca salió.

Los demás lo llamábamos incansables... y durante días nos arremolinábamos allí para llorar y rezar por su alma. Hasta que apareció una mañana el mismo cabecilla que nos había amenazado con que correríamos la misma suerte si lo contábamos a alguien. Y nos dijo que si volvíamos a aparecer por allí, nos echaría uno por uno al horno de su padre en la pastelería.

Fue así que empezamos a alejarnos unos de otros... y tratamos de olvidar, confundiendo nuestros recuerdos con tapaderas y ansia de una vida, que creíamos normal. Yo la creía normal, hasta que en esta madrugada mi mente ha corrido las cortinas.

********************

Sección "PowerPoint del día":

Para visionar y/o guardar el archivo PowerPoint, hacer click en:
"Academia de rubias".

********************

3 comentarios:

  1. Los hechos vividos que son desgradables pueden convertirse en pesadillas nocturnas que encogen el corazón.
    Anonimo

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Miguel. Ójala que nestros sueños sean cada vez más lindos

    ResponderEliminar