La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


viernes, 4 de noviembre de 2011

¿De qué color son los imbéciles?

Blog "Ataxia y atáxicos".
(Por Tony Gallego).
Original(excepto material gráfico) en: ¿De qué color son los imbéciles?.

Nota del administrador del blog:

Sería innecesario presentar al autor del artículo de hoy, puesto que ya han pasado otros textos suyos por este blog. Sin embargo, puede haber lectores nuevos, que sí precisen de una breve presentación:

Antonio Gallego (Tony) falleció en Buenos Aires el 3 de junio de este mismo año. Era hijo de padres españoles emigrados a Argentina, procedentes de Moreda, en la provincia de Lugo. Tony era discapacitado por secuelas de la polio. Debido a su relación de noviazgo con Gladys Filgueira, paciente de Ataxia de Friedreich, de Buenos Aires... durante varios años, ha sido miembro activo de la lista de correos HispAtaxia. Puedo decir que Tony era una gran persona... de las que dejan honda huella, sin armar ruidos... de las que, como diría Machado, "sueñan, pasan, y quedan".

El artículo de hoy, en principio, formaba parte de una "editorial" de la revista digital "Hoja por ojo", que Tony mismo dirigía. Y ha sido extraído de una recopilación de sus escritos, posterior a su muerte, realizada por Gladys Filgueira, para mantener vivo su recuerdo.

El contenido del texto habla de una vivencia personal del propio Tony, ocurrida hacia mediados del año 2002. Para entender ese detalle, se ha de tener en cuenta, como él mismo indica en el escrito, y Gladys reseña en la recopilación, que utiliza el plural, a modo de cortesía con el colectivo de discapacitados
.

¿De qué color son los imbéciles?

No, ésa no era exactamente la pregunta. El señor nos interrogaba sobre el color de la flor del ceibo. Se la contestamos correctamente... esa y otras cuatro. Y nos quedamos con la promesa de que, a la brevedad, seríamos citados para una entrevista personal. Colgamos el teléfono, y miramos otra vez el aviso en el diario: "Personas interesadas en particicipar en concurso televisivo de preguntas sobre cultura general, llamar al...", algo así decía.

Nos llamaron... para nuestra sorpresa, nos llamaron (el plural es retórico; en realidad, era sólo uno de los integrantes del staff de la revista; en esta instancia, perfectamente fungibles). Y concurrimos a la dirección que nos dieron... un estudio de televisión, grande y desierto, no lejos de Balvanera.

Otro señor, o el mismo, vaya uno a saber, nos hizo otra batería de preguntas. Esta vez, fueron veinte. Todas contestadas al hilo, y de manera impecable. Y si no, que lo diga el camarógrafo que registraba el evento para la posteridad con su poderoso maquinún.

"¡T'a bien!", dijo el nuevo señor... o el mismo... que ahora ya estábamos al tanto de que trabajaba para la producción del programa de Susana Giménez.

- ¡T'a bien! En las próximas semanas, la producción lo va citar para participar. Lo vamos a incluir en un grupo que tenga un nivel parejo -añadió el señor.

Creimos entender que era un elogio.

No debió de haberlo sido. O la producción extravió el papelito con nuestros datos. Porque jamás nos llamaron. Por ahí, se ve que esta buena gente tan sólo quería enterarse de cuántos átomos de hidrógeno hay en una molécula de agua... o cómo se llama la hija menor de los Simpson. Pero tampoco parece ser así. Más bien, pensamos que no nos llamaron por un detalle que el primer señor, el del teléfono, no pudo apreciar... y que al segundo, y a su cámara, les resulto evidente: que usábamos una silla de ruedas.

¿Alguien se ha fijado en que en los programas de entretenimientos de la tele no aparecen discapacitados? Ni ciegos, ni sordos, ni rengos... ni nada. Nadie que se aleje de un aceptable (¿aceptable, por quién?) término medio. Y si contestaste las cincuenta preguntas sin respirar y sin tragar saliva, no importa, hermano. Porque tenés un insoportable grano en el medio de la frente... y no sos lindo... ¿Viste? Y si no sos lindo, por más que tu coeficiente intelectual centuplique el de tu vecino, el apolíneo, no pasarás.

Y nos sucedió a nosotros... y habrá sucedido muchas otras veces... y seguirá sucediendo otras tantas más... mientras los genios de la TV no encuentren la respuesta a algunos interrogantes muy simples.

********************

2- Sección "Enlace recomendado":

Por supuesto, hoy se recomienda la página web donde Gladys Filgueira, paciente de Ataxia de Friedreich, de Buenos Aires, y novia del fallecido Tony Gallego, ha recopilado sus artículos.

Para acceder a la recopilación, hacer click en: Relatos de Tony Gallego.

********************

9 comentarios:

  1. Una vez más, te expreso mi condolencia, Gladys. ¡Ánimo!.

    Un abrazo.

    Miguel-A.

    ResponderEliminar
  2. Te deseo un feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Los concursos de televisión son inaccesibles para personas discapacitadas. Quizá tienen miedo deque alguien como nosotros les superemos en sabiduría e inteligencia.
    Porque va cada uno...
    Cris-maña

    ResponderEliminar
  4. No fue el único programa donde rebotaron a mi hermano. pronunciar la palabra "silla de ruedas" tenía un efecto instantáneo para que dejen de considerarlo. Como corrección nuestros padres eran gallegos, de Moreda en Lugo. Gracias por publicar esto
    Un abrazo

    Alfredo Gallego

    ResponderEliminar
  5. Estimado Alfredo.

    Te expreso mi con dolencia por el fallecimiento de Tony.

    Ya he reparado el error sobre la población origen de vuestros padres.

    Un abrazo.

    miguel-A.

    ResponderEliminar
  6. Como prima hermana y conocedora del talento de Tony, sugiero que alguien que tenga acceso a los medios haga conocer lo que acá se comenta.
    Yo, por mi parte haré lo que pueda.
    Lo ideal sería que mucha más gente que maneja este medio sepa cómo son las cosas, a menos que elijan los poemas de Belén Francese o las genialidades de Jacobo Winograd. Caso afirmativo, los que elegimos la inteligencia los sabremos respetar.

    ResponderEliminar
  7. Gracias. Mi situación de salud es mala... y mi única ventana al mundo es el ordenador.

    Un abrazo.

    Miguel-A (el administrador del blog).

    ResponderEliminar
  8. Hoy, descubrí esta página a través de una prima de Tony, mi gran querido amigo de toda la vida. Tony tenía una mente brillante, a pesar de tener una capacidad diferente al resto de la gente. Era inteligente, mordáz, creativo, y sobre todo, un excelente ser humano. Nunca fue un improvisado a nivel cultura. Estudió mucho en su vida. Era profesor de inglés, traductor público nacional de inglés (Recibido hace muchos años en la U.B.A) y tenía gran cantidad de materias de derecho aprobadas. Era un tipo brillante y vivía para su familia, sus amigos y su querida Gladys. Realmente su partida nos conmocionó a todos. Fui su amiga por casi 50 años y siempre sufrió la discriminación de muchos idiotas que tal vez pensaban que su parálisis era contagiosa. Lamentable discriminación, como todos aquellos que son discriminados por tener alguna discapacidad, tanto sea motríz, sensitiva o mental. No dejemos que avancen los "brutos", que por ser mediáticos, consiguen cosas en la vida. Para vos Tony, con todo el cariño que te tuve y te tengo, van estas humildes líneas.

    ResponderEliminar
  9. Gracias. Raquel.

    Miguel-A. (el administrador del blog).

    ResponderEliminar