La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


miércoles, 13 de enero de 2016

¡Y el descubrimiento científico de 2015 es...!

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por Hugo Jalinière ... para "sciencesetavenir.fr" ... (para ver original, en francés, pinchar en el enlace "fuente" ... al final del artículo).
(Traducción al español de Miguel-A. Cibrián).

·-La prestigiosa revista 'Science' ha concedido su premio a los descubrimientos científicos en el año 2015 a CRISPR, una técnica de edición genética tan prometedora como preocupante.

Vista del artista de la técnica de modificación genética CRISPR. ©Stephen Dixon/Fen Zhang

El bisturí de la genética es uno de los apodos dados a la tecnología CRISPR, que la revista 'Science' acaba de designar como avance científico del año 2015. Y debido a este simple proceso de edición de genes, cuya exactitud es innegable, al día de hoy, debiera dar un impulso a la investigación en terapia génica: Con el punto de mira puesto en la posibilidad de eliminar enfermedades hereditarias, e incluso algunos tipos de cáncer para los cuales existe predisposición genética dominante. Particularmente fácil de usar, la técnica CRISPR tiende a hacer la investigación en ingeniería genética más accesible en laboratorios de todo el mundo.

Concretamente, la técnica permite neutralizar las propiedades de los genes en el ADN de un individuo. CRISPR ('Clustered Regularly Interspersed Palindromic Repeats'), o en español: repeticiones palindrómicas agrupadas y espaciadas regularmente) son secuencias repetitivas de ADN. La técnica, usando CRISPR, puede cortar una secuencia específica de ADN, con el fin de sustituirla por otra. Asociada con la proteína 'Cas9', una enzima especializada para cortar el ADN... la herramienta es entonces similar a unas tijeras moleculares que pueden cortar, copiar y pegar secuencias de ADN.


Impresión artística de la técnica de modificación genética CRISP
(Stephen Dixon / Fen Zhang)
Pero la técnica es, a la vez, prometedora y preocupante. Porque, si se plantea la posibilidad de curar enfermedades atacando directamente a su origen genético, por lo mismo, se introduciría un cambio en la reserva genética de la especie humana... Pues la modificación de un embrión humano para eliminar propiedades del gen defectuoso de una enfermedad concreta, también cambiaría todo en su potencial descendencia: Un acto que hace resurgir los problemas éticos asociados con la eugenesia, y que está actualmente prohibido por la Convención de Oviedo, ratificado por Francia y otros 28 países europeos en el año 2011.

Así, respecto a un trabajo publicado en abril del año 2015 por genetistas chinos, se mantiene que reabre el debate sobre manipulación genética aplicada a seres humanos. Estos científicos, en efecto, han probado por primera vez la herramienta de ingeniería genética a partir de embriones humanos con el fin de eliminar una enfermedad monogénica (causada por un solo gen defectuoso). El intento involucrando embriones no viables, de hecho, ha fallado, pero hizo revivir el debate en los Estados Unidos. El impacto fue menor en Francia, sobre todo debido al Convenio de Oviedo, incluso eminentes expertos expresan sus libres sentimientos en 'Sciences et Avenir'.

Resumimos, así, la pujanza de esta técnica: "Potente, precisa, y poco costosa... CRISPR tiene todas las cualidades ... y un defecto inherente a ella misma: cualquier aprendiz de brujo podría modificar el ser humano"... Prometedora y preocupante, pues.

Un descubrimiento franco-estadounidense:

Si la revista Science de hoy se refiere CRISPR como el descubrimiento científico del año 2015, es más debido a su creciente popularidad en los laboratorios, y a los debates suscitados tras el experimento realizado por los investigadores chinos. Pues la técnica, en sí, fue desarrollada en el año 2012 por la francesa Emmanuelle Charpentier y la norteamericana Jennifer Doudna (foto de abajo). Muchos, en la comunidad científica, están pensando que estas dos mujeres podrían finalmente obtener un Premio Nobel por su trabajo.

La francesa Emmanuelle Charpentier (izquierda) y la estadounidense Jennifer Doudna son coinventoras,
en materia genética, de la tecnología CRISPR

Vídeo de cuatro minutos que se incluye en el original de este artículo (no está en español):



Fuente, en francés: http://www.sciencesetavenir.fr/sante/20151228.OBS1982/et-la-decouverte-scientifique-de-l-annee-2015-est.html

********************

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada