La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


miércoles, 29 de agosto de 2012

¡Escribir es lo que importa': Pilar Ana Tolosana

Blog "Ataxia y atáxicos".
Estraído (incluída la fotografía) de "revistamilmesetas.com". Fecha: 21/08/2012.
Autor: Sergio B. Huidobro.
Original en "Escribir es lo que importa": Pilar Tolosana.

. Nota previa del administrador del blog:

Aunque no lo diga en este texto, hoy copiado en este blog, ni tampoco en los libros de su autoría, la entrevistada en el actual artículo, Pilar Ana Tolosana Artola, es paciente de Ataxia de Friedreich, de Vitoria.

"¿Qué harías para ser feliz si no escribieras?", le pregunto. Piensa. Se toma unos segundos, desvía la mirada, pero la respuesta llega en una sola pieza, y es directa: “Bueno, pues si no escribiera, yo creo que no podría ser feliz. Escribo... porque ésa es mi naturaleza. Creo que no sabría ser quien soy, si no lo hiciera”. Y sonríe.

Nació en 1978, con el cadáver de Franco aún tibio en la mente de España, en los días en que ETA arrancaba pasiones, titulares, y el país aceleraba los motores de la transición. Nativa de Vitoria-Gasteiz, en Álava, el corazón del País Vasco, estudió Filología Hispánica en la UNED —pionera en la educación a distancia en Hispanoamérica— alejada de Madrid y Barcelona, potentes urbes editoriales de la península. ¿Desventaja? Para nada. ¿No estuvieron también lejos Machado, Baroja y Delibes?.

No habría cumplido los veinte años cuando tuvo un primer contacto con una computadora conectada a Internet. Para entonces ya era una ávida "yonqui" de narrativa, había cursado asignaturas con un alumno directo de Unamuno, y escribía los borradores de sus primeros relatos. Hoy, Pilar Ana Tolosana escribe porque hacerlo se parece mucho a la felicidad.

— La felicidad completa es imposible, sólo hay cachitos de ella que podemos apreciar. Creo que en los ojos de los demás es donde se hace nuestra, así que viviría hasta que me dejaran. Sin más.

Creció y aprendió a mirar el mundo a través del prisma de los años ochenta. Todavía hoy regresa a sus sonidos, al “Take on me” de A-Ha, a Europe, a Radio Futura, a Alaska y Dinarama. Pero su ambiente ideal es el silencio... su palabra favorita, “enigmático”... su momento, los minutos que anteceden al anochecer.

— Me declaro un poco aburrida, aunque yo no me aburro nunca. Siempre hago las mismas cosas, con las mismas personas, y en los mismos momentos. No tengo tiempo de criticar ni despiezar a las personas, creo que es una forma de minarse el espíritu uno mismo, de perder el tiempo soberanamente.

Los periódicos, revistas, y gacetillas locales abrieron espacio a sus primeros relatos en la época en que Pilar, apenas una niña, no había siquiera egresado del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de su ciudad natal. Y así como los narradores nacidos en 1920, fueron sorprendidos por la Guerra Civil, y los paridos en 1950, serían envueltos por la revolución contracultural de los 60 y 70, la generación de Pilar Ana se acercaba, en los años 90, a una nueva revolución: la era del chat, el correo electrónico, la edición digital, los congresos en línea, la educación a distancia, el p2p, el blog comentado por sus lectores, las redes sociales, el libro electrónico... Una nueva era para integrar a un coro de voces emergentes en la literatura española. Algunas valiosas, otras menos, unas cuantas oportunistas, sí, pero todas herederas de un fenómeno que no da señas de agotamiento.

Pero, Pilar Ana no ha dejado de atesorar volúmenes en papel, entre los que guarda cariño al Abel Sánchez, de Unamuno, a Hamlet, a El retrato de Dorian Grey, a La Sombra del Viento, de Ruíz Zafón —a su vez, uno de los títulos que mejor capitalizaron el “boca a boca” vía Internet en la última década—; no tiene reparos en combinar a Manuel Vicent con Paulo Coelho en la misma tanda de lecturas. De cada uno habrá algo que aprender, asegura.

— Desde que era niña, tenía ya una vocación literaria, incluso antes de que hubiera Internet... así que los ordenadores, los chats, y las redes sociales estaban fuera de mi sueño (...) sí, de momento me voy adaptando, es necesario, y he de reconocer que me ha venido muy bien.

No habla por hablar. Si su labor narrativa —hasta hoy tres novelas, un libro de relatos, colaboraciones sueltas, blogs colectivos, un par de prólogos, y dos biografías sobre editoras independientes— ha encontrado un nicho de lectores, ha sido gracias a la difusión e incansable autopromoción en medios digitales, y en la interacción con internautas, aunque varios de sus volúmenes existen en papel y en librerías físicas. Relatos de juventud (P&R Editores, 2011) está integrado por narraciones íntimas, casi autobiográficas que —a excepción de una— no corrieron con tanta suerte en los certámenes a los que fueron inscritas. Pero eso no cortó su camino en busca de lectores, su jurado definitivo:

— En la red los únicos jueces que existen son los lectores, y en todo momento te harán críticas, generosas o no, sin cortapisas, como sea. Es enriquecedor, y no tiene fronteras. Es como un gran escaparate, y tienes que saber encajar las críticas, buenas o malas.

Pilar Ana Tolosana no parece conformarse con el éxito complaciente, aquel de los escritores inhábiles para encarar la crítica desfavorable, o que se asumen consagrados una vez que los premios gordos declinan a su favor, aunque no consigan muchos lectores con ello. En ese sentido, Internet es una arena virgen donde la batalla se pelea a puño limpio. Es, también, un terreno inexplorado, aún incomprendido, aún imperfecto, mejorable.

Le pregunto entonces: “¿Y cuál es la diferencia con el mundo literario tradicional, el de PRISA, Vila-Matas, Anagrama, Millás, el Café Gijón, Almudena Grandes, o Planeta?". Y responde de inmediato: “Tenemos en común que somos escritores ante todo, y eso es lo que importa. Unos tienen unas características a la hora de escribir, diferentes estilos, unos tendrán un público más amplio; otros, determinados lectores. Pero todos estamos en esto. Escribir es lo que importa”.

Hace un tiempo, Pilar visitó Yucatán para participar en un evento (Fem–Fest) a propósito del Día Internacional de la Mujer. Pero su contacto con escritores mexicanos y latinoamericanos, antes y después de aquello, ha sido constante. La red ha abierto, para ella y su generación, una posibilidad antes limitada por la élite de las plumas consagradas: la interacción creativa con el otro lado del Atlántico.

— No creo que la buena literatura sea mejor por pertenecer a algún ámbito nacional, o a la defensa de alguna autonomía cultural. Todo avanza y cambia, tanto la literatura española como la hispanoamericana, la digital, y la tradicional. Es cuestión de tiempo. En Hispanoamérica se encuentran, cada vez más a menudo, voces sólidas. En la red me he cruzado con un montón de escritores mexicanos de prosa y poesía. No me parece que sea una literatura separada de España. Nos une la lealtad al idioma. Para mí, son dos hermanos. Separados por un océano, sí, pero nada más.

Hoy, Pilar Ana Tolosana se encuentra promocionando 'En otros mundos' (P&R Ediciones, 2012), su tercera novela, la primera dirigida a un público juvenil, “aunque mis novelas busquen lectores hasta de noventa años”, apunta. El resto de su trabajo, sembrado como minas por cada vez más rincones de la red, puede conocerse tecleando su nombre en Google, o buscándola en la red Facebook. Una posibilidad de difusión que más de un clásico habría querido para sí.

Decía Roberto Bolaño que hay tres tipos de escritor: “los que escriben para escritores, los que escriben para lectores, y los que escribimos para salvarnos”. Pilar Ana Tolosana, a su manera, ha hecho las tres cosas. Pero su motor principal es otro: ella escribe para ser feliz, porque no podría ser feliz si no escribiera. Y a juicio de su sonrisa, que regala generosa, no lo ha hecho nada mal.

Nota final del administrador del blog:

Para ver en la página web de "Ataxia y atáxicos" una breve descripción, y cómo adquirir los libros de Pilar Ana Tolosana Artola, paciente de Ataxia de Friedreich, de Vitoria, pinchar en: Todos los libros de Pilar Ana Tolosana.

********************

2- Sección "PowerPoint del día":

Para visionar y/o guardar este PowerPoint, pinchar en: Cuentos chinos

********************

2 comentarios:

  1. Veo en las palabras de R Bolaño..."escribo para salvarme" una vital teoría literaria

    ResponderEliminar