La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


martes, 19 de julio de 2011

La hiperexpansión GAA en la Ataxia de Friedreich

Blog "Ataxia y atáxicos"
Copiado (excepto fotografía) de: "NEURODEGNET". Fecha, 17/07/2011.
Autor: Dr. Antoni Matilla Dueñas, para NEURODEGNET.
Original en Facebook en: La hiperexpansión GAA en la Ataxia de Friedreich.

Nota previa del administrador del blog: Se inserta un artículo del Dr. Antoni Matilla, extraído del grupo "NEURODEGNET", de la red social "Facebook"

La Ataxia de Friedreich (AF) es una enfermedad hereditaria que causa daño progresivo al sistema nervioso, dando como resultado síntomas que varían desde perturbaciones de la marcha y problemas del lenguaje a la enfermedad cardíaca. Se le dio el nombre del médico Nicholaus Friedreich, quien fue el primero en describir la enfermedad en la década de 1860. La "ataxia", que se refiere a problemas de coordinación, tales como movimientos torpes y desmañados e inestabilidad, se produce en muchas enfermedades y afecciones diferentes. La ataxia en la Ataxia de Friedreich se produce de la degeneración de tejido nervioso en la médula espinal y de nervios que controlan el movimiento muscular de los brazos y las piernas. La médula espinal se adelgaza y las células nerviosas pierden parte de su vaina de mielina, la estrecha cobertura de todas las células nerviosas que ayuda a trasmitir los impulsos nerviosos.

La Ataxia de Friedreich, aunque es infrecuente, es la ataxia hereditaria más prevalente, que afecta a alrededor de 1 de cada 50,000 personas en Europa y los Estados Unidos. Ambos sexos se afectan por igual.

La Ataxia de Friedreich es una enfermedad autosómica recesiva, lo que significa que el paciente debe heredar dos genes afectados, uno de cada padre, para que se desarrolle la enfermedad. La persona que tiene una sola copia anormal de un gen de una enfermedad genética recesiva como la Ataxia de Friedreich se llama portador. Un portador no desarrollará la enfermedad pero puede pasar el gen afectado a sus hijos. Si ambos padres son portadores del gen de la Ataxia de Friedreich, sus hijos tendrán una probabilidad de 1 en 4 de tener la enfermedad, y una probabilidad de 1 en 2 de heredar un gen anormal que ellos, a su vez, podrían pasar a sus hijos. Alrededor de uno de 90 Europeos transporta un gen afectado.

En 1996, un grupo de científicos internacionales identificó la causa de la Ataxia de Friedreich como un defecto en el gen ubicado en el cromosoma 9. Debido al código anormal heredado, una secuencia de bases en particular (GAA) se repite muchas veces. Normalmente, la secuencia GAA se repite 7 a 22 veces, pero en las personas con Ataxia de Friedreich puede repetirse cientos o aún más de mil veces. Este tipo de anormalidad se llama expansión de la repetición de tripletes, y ha sido implicada como la causa de varias enfermedades heredadas dominantes. La Ataxia de Friedreich es la primera enfermedad genética recesiva conocida cuya causa es la expansión de la repetición de tripletes. Aunque alrededor del 98 por ciento de los portadores de Ataxia de Friedreich tienen esta expansión de la repetición de tripletes particular, no se encuentra en todos los casos de la enfermedad. Una muy pequeña proporción de individuos afectados tiene otros defectos de codificación de genes responsables por causar la enfermedad.

La expansión de la repetición de tripletes aparentemente reduce mucho la cantidad de frataxina que se produce. La frataxina se encuentra en las partes de la célula productoras de energía llamadas mitocondrias. Investigaciones recientes han mostrado que la hiperexpansión GAA altera la acetilación en las zonas próximas del gen de la FRDA y el inicio de la transcripción mediante las alteraciones de la conformación de las secuencias del ADN próximas a la expansión. De esta manera, uno de los esfuerzos que se están realizando a nivel terapéutico es examinar si el restablecimiento de los niveles de la acetilación de las histonas en las zonas promotoras del gen pueden trasladarse como terapias mediante el incremento de la transcripción y los niveles de la frataxina.

Como con muchas enfermedades degenerativas del sistema nervioso, actualmente no existe cura, o tratamiento eficaz, para la Ataxia de Friedreich. Sin embargo, muchos de los síntomas y complicaciones acompañantes, pueden tratarse para ayudar a los pacientes a mantener un funcionamiento óptimo por el mayor tiempo posible. La diabetes, si estuviera presente, puede tratarse con dieta y medicamentos como la insulina, y algunos de los problemas del corazón también pueden tratarse con medicamentos. Los problemas ortopédicos como las deformidades de los pies y la escoliosis pueden tratarse con aparatos o cirugía. La fisioterapia puede prolongar el uso de los brazos y piernas. Los científicos esperan que los avances recientes en la comprensión de la genética de la Ataxia de Friedreich, lleven a descubrimientos en el tratamiento. Con respecto a los posibles efectos beneficiosos de la idebenona en la Ataxia de Friedreich todavía son objeto de controversia, y a fecha de hoy no existe un estudio científico que demuestre la relación clara de la idebenona con la disminución de la hipertrofia cardíaca que padecen los enfermos con Ataxia de Friedreich.

Fuente: Antoni Matilla Dueñas, para NEURODEGNET.

********************

3- Sección "Artículo recomendado":

Seguimos sin PowerPoint, para dar paso a la actualidad: Ayer, 18 de julio, se cumplió el 75 aniversario del inicio de la guerra civil española. Mucho se podría decir sobre este lamentable hecho, pero nada nuevo que no haya sido dicho ya. Las guerras las montan políticos y militares... y las pierde el pueblo: Eso venía decir una canción que encabezaba un antiguo programa televisivo: "Dicen, en España, señores, / hubo una guerra. / La ganara quien ganara, / la perdieron los poetas.

Saco de mi colección de antiguas canciones, quizas las más emblemática de la guerra... que debemos observar con independencia de bandos. Aún se nos pueden poner los pelos de punta, recordando aquellos "chavales" (sí, eran casi unos niños) que, durante casi tres años, se dejaron la vida y/o la salud con un fusil en la mano. La mayoría, carentes de ideología, fueron reclutados forzosamente, y nunca supuieron por qué había que matarse unos a otros.

Para escuchar y/o guardar la canción (solamente 504 KB), pinchar en: ¡Ay, Carmela!.

********************

1 comentario:

  1. ¡Gracias, Dr. Antoni Matilla!.

    Atentamente,

    Miguel-A.

    ResponderEliminar