La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


domingo, 6 de diciembre de 2015

6 de diciembre, día de la Constitución Española

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por Miguel-A. Cibrián, paciente de Ataxia de Friedreich, de la provincia de Burgos.

Hoy, 6 de diciembre, en España, es el día de la Constitución. Es evidente la importancia suma de un documento de estas características para cualquier nación. Los apelativos de 'Ley de Leyes' o 'Carta Magna', lo dicen todo.

Asumido el contenido del párrafo anterior, este blog no trata de asuntos políticos, por lo que es innecesario incidir en elogios a la Constitución... ni tampoco yo estoy dispuesto a lanzar un mitin desde aquí :-) La temática de este medio es 'ataxia y atáxicos, y poco pinta en este asunto lo de potenciar la importancia de la Carta Magna... Más bien, aquí buscamos un punto de inflexión humorística que nos haga esbozar una sonrisa y olvidarnos de nuestros problemas atáxicos... Y, por supuesto, aunque haya que centrarse en el ruido del árbol que se cae, sin tener en cuenta todo el bosque en armónico desarrollo... Y, aunque pudiera sonar a crítica, no lo es tanto, dada la irrelevancia de quien lo dice y del lugar donde se dice. Si bien, sólo por ello, no ha de estar exento de razón: Ya se sabe lo de que "los niños y los tontos (en el segundo grupo me incluyo) decimos las verdades".


Pues sí, en medio de esta angustiosa crisis económica y de la enorme tasa de parados, tiene guasa el artículo ése, (133, ¿o 135?), que dice: "todos los españoles tiene derecho a un empleo y a un salario digno". ¿Utopías...? Pienso que en la filas del paro, eso sonará a cachondeo :-)

Mucho se pondera el espíritu de consenso en la redacción del documento constitucional. No, no es verdad. Es puro tópico: Simplemente sopló el viento a favor. El antiguo régimen político había muerto de viejo... y España se quedaba totalmente aislada internacionalmente si no se democratizaba. No había otra alternativa posible. Por otra parte, los llamados padres de la patria en aquel momento, habilitando, como habilitaron, otro nivel añadido de Administraciones (Comunidades Autónomas), aparte de consensuar un texto constitucional (que lo hicieron, eso es muy cierto), se aseguraban puestos en el poder, tanto para ellos mismos, como para gran parte de la cúpula de las organizaciones cuyas siglas representaban... Para el pueblo, votar afirmativamente la Constitución, era prácticamente un sí, o sí. No había más salida. Y los abultados resultados confirmativos en el referéndum, apoyan mis teorías.

Ahora se habla de cambiar la Constitución. ¡Ojo, no es lo mismo cambiarla (borrón, y otra nueva), que modificar ligeramente la existente, incluso sin necesidad de referéndum!. Esto segundo me parece viable... lo otro no. Hablando en argot taurino, creo que pincharía en hueso quien lo intentara. Sencillamente, ahora ya no soplan aquellos vientos favorables de antaño... ni tienen pinta de que puedan soplar a corto y medio plazo.

*****

Era mediados los años 90. Obligado por la progresión de mi Ataxia de Friedreich, ya había dejado de trabajar. Por la mañana, tras el desayuno, esperaba al a cartero, que me traía la correspondencia y el periódico, para pasar la mañana entretenido. Esto de las cartas no es fácil de entender: recibía muchas, porque cada tarde escribía una, o un artículo. No obstante, el cartero solamente venía los días laborables. Aquel 6 de diciembre, sin percatarme de que era festivo, también estaba esperando al cartero, cuando entró en la cocina mi sobrina de seis años:

- ¡Que te pasa! ¿Has perdido el autobús...?
- No. Hoy no hay clases.
- ¿Pues, qué fiesta es hoy?.
- No sé... La de los políticos, creo...

¡Coño... otra niña, que dice las verdades!.

********************

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada