La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


sábado, 15 de junio de 2013

En silla de ruedas

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por Diego Sánchez Cordero, paciente de ataxia, de Don Benito (Badajoz).

Diego Sánchez Cordero
Si uno se quejase de todos los obstáculos que encuentra a lo largo de un paseo en silla de ruedas, sería pasarse el día cabreado. La verdad, no vale la pena...

La denuncia se zanja una bronca, una disculpa, una promesa... pero son cosas que se recuerdan en el momento, e inmediatamente se olvidan. Y acaba recordándolas, solamente, quien sufre el bordillo... los agujeros en las calles... la rampa repentina... la falta de acceso a servicios: Bancos, e instalaciones de la administración... coches encima de las aceras, o obstruyendo pasos de peatones... No vale la pena seguir enumerando una retahíla de cosas que todos conocemos.

Muchos de esos problemas citados se solucionarían con muy poco costo: buena voluntad, y que los que mandan, y quienes trabajan en las obras, tengan en cuenta que por las calles también pasea gente en silla de ruedas, y que además, son contribuyentes.

 ¿O, tal vez, se piense que el problema lo tienen los que van en sillas de ruedas, y no la falta de solidaridad, ni los accesos, ni las calles?.

Pienso que, para mí, un lugar no es accesible si necesito ayuda.

Seis comentarios del propio autor del texto (Diego Sánchez Cordero):

1- He de reconocer que las dificultades que encuentro paseando en mí silla de ruedas, me fastidian un poco, pero no demasiado, porque salgo de casa mentalizado para ver lo más amable de la gente y lo más bonito de la calle. Y la verdad que ésa es una buena manera de ser feliz.

2- La accesibilidad ha mejorado mucho en todos los sentidos. Sin embargo, pienso que, antes da acometer una obra, debieran preguntarse si, de verdad, lo que están haciendo, va a ser útil a la persona que va en silla de ruedas, o sencillamente las cosas las hacen para cumplir un trámite.

3- Llevo sobre diez años haciendo unos siete kilómetros cada día... unas veces solo, y otras acompañado por un persona ciega. Y la verdad es que con la silla he sorteado toda clase de dificultades. Sin embargo, no me quejo mucho. No obstante, cuando lo hago soy contundente. Y "a quien corresponda" te da la razón muy amablemente, pero no te hace ni puto caso. Vista las cosas así, procuro no enfadarme.

4- Me gusta pasear solo, y solo arrastrar, con la silla, mi propio peso. Y es así como mejor me siento. Mis acompañantes siempre paseando a mi lado, aunque es inevitable que, de cuando en cuando, necesite que me den un empujoncito... sobre todo, para subir algún bordillo, alguna rampa, o alguna cuesta.

5- Antes de comenzar obras de accesibilidad, se debiera pedir opinión a personas que vamos en silla de ruedas... porque, al fin y al cabo, vamos a ser los usuarios y beneficiarios de tales mejoras. Pero se ve que los responsables de las obras, prefieran hacer las cosas mal hechas, antes que dar protagonismo a otras personas. A mi nunca me han consultado nada.


6- No me gusta mucho tratar en mi blog cosas que me afecten a mí más que a los demás, pero de cuando en cuando es bueno recordar que no es oro todo lo que reluce: Que hay gente con problemas de movilidad que necesita ciudades más accesibles. Es cierto que hoy no es tan complicado como antes pasear en silla de ruedas por las calles. Sin embargo, queda mucho por hacer, y además cuidar lo que ya está hecho.

Fuente: Blog del autor: Cachos de vida.
Original en: En silla de ruedas.

********************

2- Sección "PowerPoint del día":

Este PowerPoint, de humor, está alojado en "xa.yimg"... y ha sido enviado a la lista de correos, HispAtaxia, por Horacio Filgueira, paciente de Ataxia de Friedreich, de Buenos Aires.

Para visionar y/o guardar este archivo, pinchar en: Desaprender y aprender.

********************

2 comentarios:

  1. Gracias a tí, Miguel. Deseo que por ser un tema tan cercano a nosotros, nos pueda benefiar en algo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar