La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


miércoles, 5 de agosto de 2015

Filosofando

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por Miguel-A. Cibrián, paciente de Ataxia de Friedreich, de la provincia de Burgos.

No acostumbro a pensar demasiado. Por supuesto que no me refiero a esa clase de pensamientos cotidianos necesarios para hacer las cosas de forma sensata. Hablo de esas cuestiones filosóficas, más prescindibles, donde nunca es posible llegar a conclusiones, salvo que se den por buenas las afirmaciones parciales de otras personas. Por otra parte, las enormes dificultades de una vida con degeneración desde la adolescencia son un caldo de cultivo sumamente apropiado para meterse en terrenos depresivos, de ponerse a meditar temas filosóficos. Y no, no lo haré. Solamente aportaré una pequeña reflexión que resulte aclarativa.

Tengo la impresión de que ya sabéis por dónde voy. Pues sí, por este tema de Dios, que siempre arma "la de dios" :-) cada vez que sale a colación en nuestros foros de ataxia. La última vez que entró en nuestro grupo es tan reciente como anteayer. ¿Existe Dios? ¡Pues no lo sé! Para unos está tan claro, que hasta harían de él un retrato robot. Y para otros está tan clara su inexistencia, que aducirían miles de argumentos. Y surge la discusión... y acabamos hiriendo sentimientos, puesto que es un asunto muy sentimental.

A priori, me definiría como creyente, pero eso no significa tomar partido: La mayoría de los creyentes, de andar por casa, somos agnósticos en potencia. No necesitamos para nuestro creer remover argumentos, salvo aceptar una mínima base de ideas recibidas desde la niñez... y nos basta, como norma de comportamiento, el intento de amor, o respeto, a los demás. Que, por cierto, son las mismas exigencias requeridas por cualquier democracia, ya sea aconfesional, agnóstica, o atea. Y, además, también son las mismas de casi todas las religiones. Otra cosa, distinta, es dónde deriven, o hayan derivado, en alguna época, tanto las unas, como las otras. ¿Pero si ese fundamento es el mismo, ¿a cuento de qué vienen luchas y polémicas?.

Como sabéis, fui seminarista (estudiante para sacerdote). Nada serio, pues a esas edades, ni siquiera se plantea uno un modo de vida... lo único que le interesa en ese momento es recibir una educación. Pero quedar, algo ha quedado.

Pienso que no tiene demasiada importancia la existencia, o inexistencia, de Dios. Desde luego, Dios no es certeza, sino fe y/o confianza. Solamente por decirlo así, Dios sería un concepto personal... y como tal (personal), cada cual tiene su propia idea. Y, en ese punto, me parece bastante absurdo culpar a Dios de las desventuras personales. Tanto, como, por la otra parte, sermonear a quien no quiere escuchar homilías. No obstante, no son sermones esos pequeños comentaros de nuestro blog aludiendo a Dios: Están cargados de buena intención... el problema conflictivo sería que el comentarista escribe sugestionado por su propio concepto.

Tal vez, sea todo más fácil: 'Di papá' (cantan José Guardiola (1930-2012) y su hija ... vídeo alojado en "YouTube"):



********************

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada